Alojamiento en Santiago | AirBnb lo que debes saber

airbnb alojamiento en santiago

Hablamos de la web que regula el mayor mercado de viviendas entre particulares del planeta. Nació a finales de 2008 y en verano de 2012 superó la barrera de los diez millones de reservas realizadas.Actualmente cubre unas 800.000 propiedades en 192 países y 33.000 ciudades. La sección de viajes de Fox News te ofrece unos trucos para aprovecharla a fondo.

No te enfades.

Es normal que los anfitriones te rechacen o te ignoren. Seguramente están saturados, son unos impresentables o hay algo que no les acaba de convencer tu perfil. Piensa en Airbnb como en los portales de ligar: si alguien te dice que “no”, hay muchos otros peces en el mar.

No todos los anfitriones están hechos para ti.

Sé muy exigente con lo que contratas. Asegúrate que su idea de “limpieza” es la misma que la tuya. ¿Te parece el anfitrión alguien fiable o un ansioso que solo anda detrás del dinero fácil? Tomar decisiones demasiado rápido puede pasar factura. Si la casa es chula y el casero resulta un rancio puede arruinarte por completo la experiencia.

¿Es tu anfitrión humano?

Suena a chiste, pero muchas agencias inmobiliarias fingen ser particulares para ordeñar al máximo su cartera de pisos. En principio, no tiene por qué ser malo, pero algunas no tienen piedad y te cambian a otro piso de su catálogo cuando llegas al destino y y apenas tienes capacidad de maniobra. En general, son mejores las experiencias personales que corporativas.

Asume que tu estancia puede ser ilegal.

En efecto: en muchos territorios Airbnb es alegal o directamente ilegal. Lo mejor es informarse y lidiar con las consecuencias. Las posibilidades de que te expulsen durante el periodo contratado son remotas, por no decir inexistentes, sobre todo porque los juicios son tan largos que no va a afectar a tu estancia. Lo mejor es no enfadarse y afrontar los problemas con humor, según se vayan presentando.

¿Es realmente más barato que un hotel?

Tendemos a asumir que Airbnb es una opción más económica, y normalmente lo es, pero no siempre. Antes de cerrar el trato echa un vistazo a fondo a la sección de ofertas de los hoteles alrededor. De hecho, la competencia de esta web ha hecho que muchos hostales y hoteles se pongan las pilas con los precios. Además , muchos anfitriones de Airbnb cobran un a”tarifa de limpieza” que no suele ser barata, especialmente para estancias cortas. Infórmate.

Recompensa a los anfitriones majos.

Eso excluye a los que te hacen firmar un papeleo interminable, te obligan a recorrer media ciudad para recoger las llaves o te imponen una fianza desorbitada que debes pagar previamente vía Paypal. Por cierto, webs de la competencia como VRBO.com o Homeaway.es no te cobran comisiones de gestión, al contrario que Airbnb.

No tengas miedo a hacer preguntas.

Muchas de las ofertas de residencias apenas dan detalles, lo cual suele ser mala señal, ya que indica que no hay mucho de lo que presumir. Exige todos los detalles que se te ocurran para evitar sorpresas y dejar claro que no te conformas con cualquier cosa.

No te desesperes con la sección de “búsqueda”.

Suena sorprendente, pero es lo peor de Airbnb, ya que no siempre puedes usar simultáneamente todos los filtros deseables (puntuación,popularidad, fechas, etcétera). Airbnb maneja un algoritmo muy conservador y poco dinámico que propicia que una casa que empieza a ser popular tienda a seguir siéndolo, ya que le empuje a la tendencias a seguir en los primeros lugares.

fuente: Yahoo Noticias